Ventajas de Practicar y Tener una Escucha Activa

Siempre se nos ha dicho que oír no es lo mismo que escuchar, pues el oír es solo distinguir ciertos sonidos mientras que escuchar es un proceso que requiere más de uno como persona; como dijo un escritor escuchar con detenimiento nos hace especiales, pues muy poco lo practican en su vida.

Por lo que practicar la escucha activa produce muchos beneficios, ya que una de sus premisas es mostrar empatía por quien estamos escuchando, además de estar concentrados y atentos. Por ello este artículo te explicara las ventajas de ponerla en práctica en el día a día.

Ventajas de la escucha activa

Genera confianza en el interlocutor: Cuando una persona es presta a escuchar y lo domina hará que quienes estén hablando se sientan en confianza para que puedan sincerarse y no sentirse cohibidos.

Le da importancia a quien está hablando: Cuando alguien busca conversar con otro busca que se le de valor a lo que dice, por lo que escuchar activamente permite motivar a la otra persona a que continúe su conversación.

Ayuda a liberar tensión: Muchas veces quienes quieren ser escuchados están cargados de estrés, por lo que escuchar con atención permitirá que esa persona se tranquilice y se sienta más descansado de esa tensión.

Fomenta buenas relaciones interpersonales: cuando se practica una escucha sana, hace que se fomente una buena relación con la otra persona, lo que hace que esas personas también se sientan a gusto de expresarse sin temor y evita los conflictos entre ambos.  

Permite responder con asertividad: Escuchar con atención ayudara a que no se dé una respuesta precipitada, sobre todo si la persona está en busca de consejo o desahogo; podremos identificar los puntos claves para solucionar la situación.

Genera respeto entre ambos:  Cuando se muestra empatía y atención al escuchar, esto desarrolla el respeto de ambas partes, pues el que habla no se sentirá vulnerable y el que escucha podrá recibir la misma atención cuando le toque expresarse.  

Permite obtener nuevos conocimientos de la otra persona: Cuando sabemos escuchar podemos aprender cosas que no sabíamos y que nos pueden servir más adelante, incluso para ayudar a otros, permite ser personas más cultas y a mejorar la capacidad de comprender las cosas.

Ayuda a no juzgar a otros: Cuando se escucha activamente se puede conocer a detalle ciertas situaciones o personas lo que ayudara a no formarse un mal juicio y poder juzgar la situación con objetividad.

Escuchar activamente demuestra madurez: Muchas veces quienes se apresuran a responder sin antes escuchar quedan ante el resto como un inmaduro o tonto, por lo que saber escuchar con atención demuestra que somos maduros y no solo pensamos en nosotros mismos, además refleja que se es abierto de mente y más flexible.

Se aprende a soportar las críticas: Cuando se es atento al escuchar y toca expresar lo que se piensa se evita ser agresivos con la otra persona y se puede hablar claramente sobre el tema y genera paz mental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.