Tipos de Familia que Existen: Definición y Características

Podemos recalcar que la familia es el grupo de personas más importante con el que solemos rodearnos y aunque en la televisión, o incluso en la vida real, veamos familias donde todo parece perfecto, es normal que en todas las familias haya problemas. Sin embargo, las buenas familias se esfuerzan por solucionar las dificultades.

La familia es considerada como el lugar donde niños y adultos, se sienten seguros durante toda su vida. Este grupo de personas puede influir significativamente en el desarrollo psicológico de cada uno de ellos, sea de forma positiva o negativa.

Las familias están formadas por un padre, una madre e hijos. Aunque normalmente existen casos donde el número de personas en un grupo familiar es mucho mayor que el de otras.

Tipos de familia

Estos tipos de familia son los siguientes:

  • El tipo de familia más común es el nuclear que está formado por ambos padres y uno o más hijos.
  • También están las familias que son más grandes o extensas, que se conforman por los padres, hijos, abuelos y algún otro pariente cercano.
  • Otro tipo son las familias monoparentales en las que los hijos solo cuenta con la compañía de uno de los padres.
  • Las familias mixtas son en las que hay hijos por parte de uno o de ambos cónyuges con parejas diferentes.
  • Hay familias biparentales en las que la unión se da sin necesidad de que la pareja esté casada legalmente, y hay uno o más hijos con ellos.
  • Existen las familias de acogida que son las que conocemos como parejas que legalmente adoptan a uno o más niños, sea temporalmente o para siempre.
  • Hay parejas que elijen no tener hijos y también son una familia.

Características de las familias

El punto de vista que comparten las personas en general es que una buena familia es la base de una buena comunidad. En esta se inicia con la crianza de los hijos y abarca hasta la organización económica de la que deben tener conocimiento para cuando sean adultos.

Aunque el mundo está lleno de familias, no podemos decir que sean todas iguales, pues cada cultura es diferente y la crianza dependerá de la zona donde se haya crecido. Pero la intención de cada una de ellas es la misma, dar lo mejor de sí para las siguientes generaciones dentro del vínculo familiar.

La familia más cercana, como los padres, son los encargados de transmitir la cantidad de valores que deben aprenderse en casa. Además de esto, dentro del núcleo familiar se comparten las creencias, tradiciones y costumbres que se quiere que los hijos sigan en un futuro y que de igual forma la enseñen a sus descendientes.

Las familias que se proponen ser más fuertes, promueven cualidades que sean de beneficio a todos como el perdón, el cariño, la bondad, entre otros. De igual forma, se preocupan por mantener una buena cara ante los problemas, pues se busca verle el lado positivo a las cosas, aunque conlleve hacer sacrificios por otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *