La Serenidad de Vivir en la Montaña y Más

Quizás en tu yo anterior preferirías vivir en la ciudad y, ahora que ya lo estás no puedes con la monotonía que conlleva la vida de ciudad.

En tu mente resalta la idea de vivir en las montañas. Vivir en la montaña lo relacionamos directamente en vivir a una lugar con clima agradablemente frío, muy retirado de la ciudad y hasta cierto punto aislado.

Vivir en la montaña es una esencia qué alimenta a nuestra alma y mente. La verdadera belleza natural puede estar sobre nuestros ojos, inspirarnos y aprender a valorar lo que la madre tierra nos ofrece.

Ventajas

Una de las ventajas más importantes que podemos Resaltar; vivir en las montañas representa vivir a una altitud más alta sobre el nivel del mar, mejora las expectativas de vida directamente relacionadas con enfermedades cardíacas.

Inspiración para hacer ejercicio

En las montañas regularmente vas a encontrar un clima mucho más fresco y limpio para incitar al ejercicio, con ello también la viva Inspiración en la naturaleza con un entorno verde, algo que sin duda no estamos acostumbrados.

También nos ayudará a reducir el riesgo de obesidad gracias a la actividad física, a sí mismo como el entorno en que se vive, nos motiva a mantener una vida saludable.

Resalta el aire puro con la respiración de aire fresco, totalmente diferente a lo que se respira en la ciudad. Esto como resultado nos trae beneficios para la salud evitando problemas respiratorios como el asma.

Aprender a vivir con austeridad

Vivir en la montaña quizás sea una opción para vivir con menos gastos, en estos lugares se vive con más poco. Así como encontrarás lo que no encuentras en la ciudad pero tampoco encontrarás muchas de las cosas que frecuentabas en la ciudad.

Por donde quiera que elijas, te encontrarás rodeado de un medio limpio y austero, en otras palabras la naturaleza en todo su sentido de palabra.

Vive con menos estrés

Mismo entorno que conlleva vivir en la montaña, ofrece el beneficio de tener una vida mental más saludable. Controlar nuestra presión arterial y los pros que tiene vivir con menos estrés como lo es la falta de sueño; porque es cierto que en la montaña por la noche se duerme mucho mejor.

Tendrás más libertad y espacio para vivir

Los lugares en donde se desea comprar en una montaña aparte de ser mas baratos a comparación de la ciudad, son amplios. Y esta característica por si sólo nos trae ciertas ventajas como por ejemplo; ofrecernos más privacidad en un espacio amplio, aún así vivamos pegados a vecinos, tendremos nuestra propia mis privacidad y la libertad que algún día quisimos.

En casos particulares, puedes tomarse como el espacio y la privacidad para tú y tu familia.

Desventajas

En las desventajas podemos encontrar diferentes aspectos que quizás no te motiven a ir a parar a vivir por estos entornos. Sin duda estarás más aislado y seguramente si habrá gente, pero tendrás que adaptarte, quizás hasta las costumbres a la comida típica.

Por otra parte, son los servicios que estabas acostumbrado. Probablemente tendrás que olvidarte de la señal de internet así como de tu dispositivo móvil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *