Ganadería Extensiva: ¿Qué es? Ventajas y Desventajas

En la economía cada vez es más buscado el cuidado del medio ambiente sobre todo cuando se trata de la economía ganadera, es por ello que la ganadería extensiva se hace más presente en este ámbito.

Para muchos empresarios el cuidado del y mantenimiento de los ecosistemas es lo primordial, es por ello que si desea poner en practica este tipo de ganadería aquí se explicara lo que es y qué ventajas o desventajas posee.

¿En qué consiste la Ganadería Extensiva?

Es un tipo de ganadería cuya finalidad es el aprovechamiento eficiente de terrenos extensos dando paso a una economía sustentable en conjunto con los animes de razas más propicios para estos terrenos.

Su principal característica es utilizar la mayor cantidad de hectáreas para obtener distintos rubros, buscando que el ambiente sea lo más cercano al ambiente natural de estos animales donde puedan desplazarse con total libertad. Además se produce más en zonas más pobres que no poseen la tecnología o químicos necesarios para su producción.

Ventajas de la Ganadería Extensiva

Tienen mejor receptividad: Aunque su producción sea inferior logran tener buena recepción de parte de los consumidores por ser logrados en la zona ya que se consideran más orgánicos o saludables por ser tratados con menos procesos químicos o dañinos.

Mantienen la visibilidad del paisaje: al ser algo local y mas ecológico permite que los paisajes de la zona mantenga su naturalidad y se vean menos afectados por contaminación.

Mejor calidad de suelos: Esta ayuda a que los suelos sean menos erosionados y su calidad se pueda regular.

Mejora el bienestar de los animales: con este tipo de ganadería los animales se les da un mejor trato y tienen más beneficios por lo que ayuda a que se enfermen menos y que su comportamiento sea más acorde.

Uso de recursos propios: Esta práctica utiliza sus propios recursos lo que hace que sea independiente de recursos externos lo que ayuda a sus gastos y su parte económica.

Desventajas de la Ganadería Extensiva

Ineficiencia económica: Los beneficios que este tipo de ganadería produce no son óptimos ya que se ven a largo plazo, y exige mayores gastos en algunos casos.

Requiere muchas extensiones de terrenos: en la mayoría de los casos se necesitan grandes lotes para su desarrollo y muchas veces debe desforestarse para ello lo que acaba con el ambiente.

Baja producción: Su forma de producción es muy baja y muy larga lo que hace que haya periodos donde no se produzca nada o no se adapte a lo que los consumidores requieren.  

Poca rentabilidad en el mercado: al encontrarse en zonas muy aisladas no les es fácil competir con otros productores incluso sus productos suelen ser más caros y con menos competencia también en cuanto a precio.

No es amigable al 100% con el ecosistema: Este genera mucho carbono en sus producciones lo que genera daños a largo plazo sobre todo incide en la pérdida del ecosistema y que propicie más esa desforestación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.