Cultivo Hidropónico: Ventajas y Desventajas del Cultivo sin Suelo

¿Deseas tener un pequeño huerto en tu hogar, pero no cuentas con el terreno suficiente? Tal vez cuentas con el espacio suficiente, pero no tienes acceso directo a la tierra o quizás el terreno donde vives no es lo suficientemente fértil. En cualquiera de estos casos no hay excusa para cultivar.

¿Por qué te decimos esto? Pues, existe una técnica que ha dado buenos resultados al momento de cultivar diferentes tipos de plantas que te permitirán tener un huerto en tu hogar. Aunque es algo diferente a lo que estamos acostumbrados a hacer, no es tan complicada.

¿De qué técnica estamos hablando? Es de la hidroponía, o también conocido como el cultivo sin suelo. Esta se está considerando como una gran alternativa para producir alimento en el futuro, ya que, lamentablemente, se espera que haya una degradación en el suelo debido a la erosión.

¿En qué consiste?

El cultivo hidropónico es aquel que no necesita tierra. Pero, puede que te preguntes ¿cómo puedo cultivar sin tierra? Pues, este sistema tiene como elemento fundamental al agua, en esta se añade una mezcla de nutrientes y minerales

Las plantas se colocarán en plataformas que incluirán la solución, la cual servirá como alimento para ellas, ya que no estarán plantadas en tierra. Sin embargo, con ayuda del sol y de los nutrientes aplicados las plantas podrán crecer sanas y fuertes, como lo harían mediante la tierra.

¿Qué ventajas tiene?

Cada sistema de cultivo tiene sus beneficios, y esta técnica cuenta con varios de ellos, los cuales han logrado que este tipo de cultivo cada vez sea más conocido y utilizado. A continuación, te mencionaremos algunos de ellos.

Ahorro de agua: Este sistema de cultivo te permite reutilizar el agua una y otra vez. Por lo tanto, te permitirá usar el agua de manera más sostenible, ya que conseguirás ahorrar hasta un 50% de agua en comparación con la agricultura convencional.

Es mucho más sano: Al no utilizar tierra, el riesgo de posibles enfermedades se reduce. Además, no necesitarás pesticidas ni herbicidas, ya que estas plantas estarán a salvo de la mala hierba y los insectos. Esto sin duda, logrará que tus cosechas sean mucho más saludables.

Menos contaminación: Al no hacer uso de fuertes químicos como pesticidas y herbicidas no se producirá contaminación del suelo. Además, esta técnica de cultivo reduce de gran manera el riesgo de erosión y no produce contaminación del agua.

Menos espacio: Estas plantas no necesitan crecer en busca de agua, pues sus raíces recibirán el alimento que necesiten. Por esa razón, las plantas necesitaran de menos espacio para crecer; una gran ventaja ¿no es cierto?

Adaptable y muy productiva: Esta técnica permite cultivar en lugares con meteorologías extremas o en suelos pobres. Además, este sistema de cultivo tiene mayor rendimiento, ya que las plantas crecen en la mitad de tiempo que, en la agricultura convencional, lo que permitirá producir más cantidad.

¿Y sus desventajas?

Es costoso: Para instalar los cultivos hidropónicos necesitarás una buena inversión, ya que si deseas tener mayores resultados tendrás que invertir en bombas, tuberías, llaves de paso, filtros, entre otros. Esto puede ser una gran desventaja para los agricultores con fines comerciales.

Requiere de mayor atención: Para que este sistema de cultivo pueda tener éxito será necesario tendrás que darles mayor atención a los pequeños detalles. Por lo tanto, esta tipo de cultivo es un trabajo de tiempo completo, ya que necesita de más cuidado y atención.

Pueden surgir enfermedades: Aunque existe menos riesgos que en el caso de la agricultura convencional, si no se hace el mantenimiento adecuado pueden aparecer bacterias que contaminen el agua y produzcan enfermedades.

Control de riego más estricto: En este tipo de cultivo el riego de las plantas debe ser mucho más constante, y adaptarse a las necesidades de cada planta. Además, estas plantas son más susceptibles a los cambios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.