Almacenes Automáticos

En un almacén se tienen una variedad de tareas en muchas ocasiones repetitivas o monótonas. Tareas relacionadas con la recepción de mercancías el almacenamiento así como la preparación de diferentes pedidos.

El tipo de almacén tradicional es una buena opción, pero los almacenes automáticos también aportan ventajas deseables por los jefes de almacenes.

¿Qué es un almacén automático?

Un Almacén automatizado es aquel almacén que agiliza los procesos o tarea de manera automática, permiten aumentar la productividad así como reducir los espacios adaptándose a diferentes entornos.

Tipos de almacenes automáticos

Almacén transelevador. Este tipo de almacenes puede transportar desde cargas pesadas y cargas ligeras. Según su estructura puede ser de uno o dos columnas la cual hay una cuna donde sostiene la carga para elevarse.

Almacén Carrusel horizontal. Está formado por una serie de elementos o estanterías que permiten acercar un determinado producto al encargado/operador, su principal característica es evitar el movimiento del operador para llegar a determinados productos al mismo tiempo.

Almacén Carrusel vertical. Su similitud con el Carrusel horizontal donde la  diferencia es que esta permita aprovechar los espacios en alturas. Los cuales pueden superar los 25 metros de altura, si se requiere.

Almacén automático vertical. Estos tipos de almacén puede ser adaptados a un sistema de transportadores, y gracias a una pequeña plataforma elevadora que recoge los productos por cada una de los compartimentos ubicados verticalmente.

Ventajas de los almacenes automáticos

En los almacenes automáticos se pretende mejorar y reducir los tiempos agilizando el procesamiento, pero sobre todo el almacenamiento de todas las mercancías. Al mismo tiempo que está permite que se distribuye de manera más fluida.

Una de las ventajas de los almacenes automatizados es aprovechar aquellos espacios poco prácticos para almacenar mercancías manualmente, espacios poco usuales gracias a la maquinaria o equipos automatizados que facilitan accesar a determinados lugares.

Aprovecha los diferentes espacios incluyendo aquellos verticalmente y horizontales, teniendo la posibilidad de almacenar mucha más mercancía que en un almacén tradicional o no automatizado no abarcaría.

Los operadores cobran gran importancia en este tipo de almacenes, ya que se presta y facilita la operación de varias máquinas al mismo tiempo para mover mercancías a determinados lugares.

El diseño y la configuración que presta al optar por un almacén automatizado son muchas. Y es gracias a esto qué muchas personas suele optar el almacén automatizado qué obtén el primer caso, aunque la implementación de esta sea más costoso.

No da lugar a los errores, ese tipo de sistemas beneficia en gran parte para reducir o anular los errores que se tienen un almacén tradicional al momento guardar correctamente la mercancía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *