10 ventajas de ser ciego ¿En verdad las tiene?

El ser humano posee cinco sentidos, los cuales son el gusto, el tacto, la capacidad de oír, la capacidad de oler y la vista. Todos ellos permiten que disfrutar de la vida de la mejor manera. Por lo que valoramos mucho tenerlos.

Lamentablemente, algunas personas carecen de algunos de ellos. Aun así, han encontrado formas para adaptarse, las cuales, les ha permitido percibir algunas “ventajas” al no poseerlos. En esta ocasión, nos enfocaremos en las ventajas de ser ciego.

¿Cuáles ventajas tiene ser ciego?

Aprenden a conocer el mundo a través del tacto: Muy pocas veces nos valemos del sentido del tacto para entender el mundo. Sin embargo, en el caso de los invidentes al no poder valerse del sentido de la vista desarrollan el tacto para conseguir apreciar las cosas que no pueden ver. Esto hoy en día es motivo de estudio para los científicos.

No le temen a la oscuridad: Entre los videntes es normal escuchar de personas que padecen nictofobia o miedo irracional a supuestos peligros que encierra la oscuridad. Pero, un invidente no teme a la oscuridad, ya que para ellos esto no es un problema.

No les molesta la luz solar: Aunque ningún ciego expone sus ojos al sol voluntariamente, puesto que sabe muy bien los daños físicos que pueden causar la radiación solar en ellos. Siguen disfrutando de la sensación que irradia la energía del sol sobre su persona, aunque no puedan verlo.

No inventan excusas como: “no te ví”: Una mujer que ahora es ciega deja claro que su actual condición le permite superar las separaciones amorosas mucho más rápido porque no pierden el tiempo indagando lo que hace o no su expareja y si lo encuentran en el camino no usan el pretexto de: “no te vi”.

Perciben a las personas tal como son: Puesto que no ven al individuo, no se dejan influenciar por el aspecto o apariencia que tenga ni por el entorno, algo que prevalece en los videntes. Las personas ciegas aprecian mucho la sinceridad de sus amistades.

La capacidad de memorizar es muy alta: Para desplazarse de un sitio a otro, incluso corto, implica memorizar el entorno. Por otro lado, tienen la facultad de recordar mayor número de palabras, incluso más secuencias en las palabras que las personas videntes.

Desarrollan el sentido del oído: Son capaces de identificar a las personas tan solo escuchando su voz, incluso aun teniendo muchos años sin hablar con él. Gracias a que desarrollan este sentido pueden tener una alta capacidad musical, como se puede ver en algunos famosos.

Desarrollan el sentido del olfato: Esto les permite tener una información de su entorno. De hecho, se ha determinado que la percepción de los olores es imprescindible para los invidentes. Tanto así que incluso utilizan esta habilidad para categorizar los distintos olores, algo que no hace un vidente.

No sufren de pánico escénico: Normalmente la persona vidente desde niño tiene una fuerte lucha contra este miedo. Sin embargo, el invidente no se preocupa en lo absoluto de las reacciones de las personas a su alrededor ante su presentación sea; hablar, cantar o quizás actuar.

Su aspecto físico no es lo más importante: Los videntes tendemos a obsesionarnos muchas veces por nuestra apariencia. Sin embargo, para los invidentes esto no es tan importante, ya que al no poder verse no se preocupan en demasía por cómo los puedan ver otras personas, para ellos lo más importante es lo que está en su interior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.